Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

MOBILIARIO INFANTIL Y JUVENIL EN PEQUENEQUES. ESPECIALISTAS EN ASESORAMIENTO.

La noticia de que iba se madre me llenó de júbilo y emoción.

Desde ese mismo instante empecé a sentirme diferente pues me di cuenta que una nueva vida se estaba gestando dentro de mí.

Toda esta situación empezó a remover muchas cosas en mi interior que en estos tres años me han llevado a tomar algunas decisiones importantes. Algún día os contaré.

Pero hoy estoy inspirada para contaros que para mí fue especialmente importante prepararle la habitación a mi hija.

Elegir todo lo que me apetecía ponerle en su habitación e imaginármela utilizándolo me hacía sentir mucha ternura.

El color de las paredes también tuvo lo suyo. Porque con esto de la cromoterapia no quería meter la pata. Así que elegí un color arena suave que iba a tono con la decoración de la cuna y tampoco era un color estresante. O por lo menos a mí me relaja bastante.

Una vez tuve la pintura, yo misma pinté la habitación junto con la ayuda de mi padre. Me hacía especial ilusión hacer aquello. Estaba preparando el nido para mi bebé igual que hacen las mamás pájaro con sus crías.

¡Por fin! Aquel cuarto que hasta ahora había sido el de la plancha, empezaba a tomar forma y ya se iba pareciendo a lo que yo me había imaginado.

Ya estaba preparado para recibir los muebles, los cuales se hicieron esperar un poquito.

¡Por fin llegó el día “montaje”! Un domingo por la mañana mi marido todo ilusionado se puso a montar los muebles elegidos. ¡Qué ilusionado se le veía! ¡Y con que cuidado lo hacía!

Poco a poco todos aquellos tableros empezaron a coger forma y se convirtieron en el mobiliario elegido.

Ese mismo día coloqué ya su ropita en el interior de los cajones. ¡Qué emoción! ¡Qué ropa más chiquitina!

Y por la noche, con la habitación ya toda montada, me senté en el sillón de lactancia y me quedé dormida con mis pensamientos en mi hija que de vez en cuando me avisaba de que estaba ahí.

Este sentimiento tan especial es el que queremos transmitir a las madres y los padres que vienen a Pequeneques buscando muebles para la habitación de su futuro bebé. Sabemos lo especial que uno se siente en este momento tan feliz de estar esperando un hijo, que queremos ser lo más profesionales posible para que viváis ese momento tal y como os merecéis. Intentando responder a todas las dudas que tengáis.

Intentamos estar a la última ofreciendo a nuestros clientes las últimas novedades y diseños.

Todo lo que se os ocurra podéis preguntárnoslo porque intentaremos daros soluciones. Tenemos el espacio y el personal necesario.

 

Y como esos bebés crecen muy deprisa también nos hemos especializado en mueble juvenil para que podáis seguir visitándonos y nos permitáis seguir disfrutando de vosotros. Y esto nos permite ver cómo esos bebés que entraron en Pequeneques por primera vez en la tripa de su mamá, vuelve ya hecho un señorito o una señorita a elegir su habitación “de mayor”, tal y como ellos dicen.

 

Comentarios

  1. Cunas en 15/12/2014 13:16 #

    ¡Hola!

    ¿Me puedes contar qué factores tuviste en cuenta a la hora de elegir tu cuna, más allá del color?

    ¡Muchas gracias!

Envie su comentario
Pulsando enviar, confirmas haber leído y aceptar nuestros términos de uso

Buscar
Etiquetas