Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CAPACIDAD CREADORA. NO JUICIOS.

Al ser humano nos encanta juzgar. Es algo que se nos da muy bien. El juicio es una “tradición” y como tal está muy arraigada en nuestra cultura.

Hoy me voy a centrar en los juicios en las creaciones de los niños. Y esto lo podréis extrapolar a cualquier otro ámbito.

En mi formación he tenido el gusto de conocer a Luis Miguel Castro. Sigue a rajatabla las investigaciones de Arno Stern en el ámbito de la capacidad creadora y la semiología de la expresión. Y él me abrió los ojos en cuanto a la NO NECESIDAD de juzgar a los niños cuando están creando.

Cuando un niño pequeño realiza un dibujo o cualquier otra representación artística se tiende siempre a lanzarles un refuerzo positivo: ¡¡¡¡Qué bonito!!!! ¡Es precioso!!! ¡Me encanta!!!... Y si encima nos parece poco este refuerzo, es posible que nos pongamos a dar saltos y palmas.

Pensamos que el peque se va a sentir súper bien con esto y que le va a animar a continuar con sus creaciones.

Pero lo que estamos haciendo con ello es paralizar su capacidad creadora. El niño pinta por placer, para sentirse bien consigo mismo y sacar de dentro toda su creatividad.

Con nuestros juicios les hacemos crear para agradar al otro. Y aquí es cuando viene el problema. En cuanto que el niño piensa en el otro para crear empieza su bloqueo creador y su miedo al papel en blanco.

Y el día que no llegue ese “¡Qué bonito!” lo pasará mal. Porque será un esclavo de los juicios y se moverá sólo por y para ellos. Y si ese "¡Qué bonito!" no aparece sentirá que todo lo que ha hecho no vale de nada. Y esta idea llegará también a lo que haga cuando sea adulto.

Cuando ese pequeño nos enseña su primera creación no se le debe juzgar. Se le debe alentar. El hecho sólo de mirarlo y observarlo como adulto para ellos es grande. Ver que un adulto observa su creación es importante para él. Pero si queremos añadir algún comentario debemos hacerlo sobre el dibujo y no emitiendo ningún juicio.

A modo de ejemplo, se me ocurre que se puede decir: “Veo que has utilizado mucho el color rojo”, “Se nota que has disfrutado haciéndolo”, “has trabajado duro para conseguir esto”… Como podéis observar, en ningún momento se juzga el trabajo final, sino que se le hace comentarios acerca del proceso.

Al niño hay que animarle a hacer las cosas por el gusto de hacerlas.

Después de conocer a Luis Miguel Castro los dibujos de mi peque fueron desapareciendo progresivamente de las paredes y de la nevera. Ella tiene una carpeta donde sus dibujos y pinturas se guardan y ella puede verlas cuando quiera. De esta forma evitamos juicios de las personas que vienen a casa y pueden deshacer lo que estamos haciendo. Ella dibuja y pinta cuando le apetece y cuando siente la necesidad de enseñarme alguna de sus creaciones, siempre las observo con mucho detenimiento y hablamos sobre ella si lo veo oportuno y sino pues la animo a guardarla en su carpeta.

A veces me pregunta: “Mami, ¿te gusta?” entonces yo le digo que a mí sí me gusta pero que a quien le tiene que gustar es a ella que es quien lo ha dibujado y la que sabe lo que realmente quería hacer. Y termino diciéndola: “Y a ti…¿te gusta?”. Si me responde que sí que le gusta le respondo que eso es lo realmente importante. Y si me contesta que no le gusta pues me siento con ella para ver qué es lo que no le gusta y cómo piensa hacer la próxima vez para solucionar lo que no le gusta.

Son ellos los que tienen en mente lo que quieren hacer. Y nosotros no somos nadie para bloquear su capacidad innata de creación.

Y todo lo aquí contado lo podéis llevar a todo lo que los niños hacen por si mismos y que tendemos siempre a emitir un juicio.

Os aconsejo que antes de que habléis y emitáis una frase por vuestra boca penséis si emitís un juicio o les estáis alentando.

Muchas veces es más sabio un silencio que lo que podáis decir.

                                 

 

 

Comentarios

No hay comentarios.

Envie su comentario
Pulsando enviar, confirmas haber leído y aceptar nuestros términos de uso

Buscar
Etiquetas